LOS TAMPONES, COMPRESAS Y OTROS ARTÍCULOS DE HIGIENE ÍNTIMA Y LA FERTILIDAD

 

TAMPONES Y FERTILIDAD

 

Hoy en día y cada vez más, somos conscientes de la ingente exposición a tóxicos y químicos a los que estamos expuestas/os.

Muchas de las enfermedades modernas están relacionadas con ello, una de las más extendidas es la infertilidad, pero con ella la endometriosis, los ovarios poliquísticos, la bajada en la producción de esperma, los desequilibrios en la flora vaginal, en la flora intestinal y un larguísimo etcétera

Somos muchas las personas que estamos haciendo un cambio consciente hacia una reducción de nuestra exposición cotidiana, queremos dar pasos sensatos hacia un estilo de vida menos tóxico. Alimentación, productos de limpieza, productos de higiene íntima…

1- Los primero pasos son cambiar la dieta, no comprar ningún alimento que al leer la etiqueta contenga algún ingrediente que no reconozcas como un alimento!

Valga la redundancia aunque solemos comer cosas que no son alimentos, Léase:

E-(números varios), emulsionante, anti apelmazante, conservante, aceites hidrogenados, colorante…

2- Los productos de limpieza son productos químicos de primera línea, hay opciones no tóxicas!

3- Las cremas corporales cruzan de la piel al torrente sanguíneo sin pasar el filtro hepático, deberíamos ser igual de exigentes que con los alimentos, al mismo nivel que maquillajes y desodorantes.

Y qué pasa con los productos como los tampones?

A menudo las mujeres descartan el uso de productos orgánicos para la menstruación por encontrarlos caros, pero os habéis parado a pensar que efecto pueden tener en vuestra salud?

Le habéis dado la prioridad suficiente? A veces nos cuesta gastarnos un euro más en un producto de uso básico que tiene peso en nuestra salud y no regateamos ese euro  al comprar algo para decorar la casa, unas vacaciones o una cena. Simplemente porque no nos paramos a pensarlo seriamente.

Vamos a pensarlo un poco más y hagamos una decisión informada de verdad.

Sabes que las membranas dentro de la vagina son delgadas, sensibles y más porosas que nuestra piel?

De media, una persona utilizará unos 11.000 tampones o compresas a lo largo de su vida, por lo que tiene sentido examinar detenidamente de qué están hechos estos productos.

Cuando sepas las sustancias químicas que contienen la mayoría de los productos sanitarios comerciales, sabrás que éste es otro cambio que debes hacer…

DIOXINAS

En otros artículos he hablado del efecto de las dioxinas en la fertilidad y puedes encontrar más información sobre ellas aquí en la página web de la EPA (Agencia de Protección Ambiental).

  • Dioxinas OMS

https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/dioxins-and-their-effects-on-human-health

https://academic.oup.com/humrep/article/16/10/2050/2913338

 

Se ha confirmado que las dioxinas causan cáncer en los animales y se sospecha que también contribuyen a los cánceres humanos.

Los tampones están hechos de algodón y rayón que se blanquean porque nosotros, los consumidores, asociamos el algodón blanco con la pureza y la limpieza.

Este proceso de blanqueo produce dioxinas, aunque nos aseguran que están presentes en los tampones en niveles muy diminutos y que, por tanto, son seguros.

Sin embargo, el riesgo de las dioxinas aumenta con la exposición repetida porque las dioxinas tienen una larga vida media. Esto significa que las dioxinas permanecen activas en el cuerpo y no se descomponen durante muchos años. De hecho, pueden tardar 50 años o más en ser eliminadas completamente del organismo. Por lo tanto, las dioxinas se acumulan con el tiempo, y cada exposición aumenta la cantidad de la sustancia química en el cuerpo.

Según la EPA, no existe realmente un nivel “aceptable” de exposición a las dioxinas.

El verdadero peligro radica en el contacto repetido y creo que todos estamos de acuerdo en que usar unos 5 tampones al día, 5-7 días al mes, durante unos 40 años significa que definitivamente tenemos un contacto repetido con esta peligrosa sustancia química, aunque los niveles sean muy bajos.

PESTICIDAS

¿Sabías que el algodón es uno de los cultivos más rociados con pesticidas? Yo tampoco lo sabía. No hasta que me puse a investigar y descubrí que el 10% de todos los pesticidas del mundo y el 22,5% de los insecticidas se utilizan para cultivar algodón no ecológico.

Se sabe que cinco de los nueve principales pesticidas utilizados en el algodón son cancerígenos y los nueve están clasificados como productos químicos de categoría I y II, es decir, los más peligrosos y susceptibles de causar daños.

De nuevo, los residuos en los tampones son pequeños, pero dada la exposición repetida, ¿son lo suficientemente pequeños como para ser inofensivos? No lo sabemos y, personalmente, ya no estoy dispuesta a correr el riesgo.

FRAGANCIAS

Las fragancias son una nueva adición a los productos de higiene femenina.

Se supone que las queremos para oler mejor “ahí abajo”, pero yo las considero una herramienta de marketing que se aprovecha de nuestras inseguridades para vendernos algo que no necesitamos.

Estas fragancias se consideran secretos comerciales, por lo que los fabricantes de tampones no tienen que decirnos qué productos químicos utilizan. Simplemente están obligados a indicarlos como “fragancia”. Sin embargo, entre estas sustancias químicas ocultas, podemos estar expuestas a ftalatos, que son una clase de sustancias químicas conocidas por alterar las hormonas y afectar a la fertilidad. ¿Por qué correr el riesgo?

ENTONCES, ¿QUÉ DEBEMOS USAR?

TAMPONES

Hay muchos tampones ecológicos a la venta en las tiendas de productos naturales y en Internet. Son más caros que los tampones normales y es más barato utilizar compresas reutilizables o una copa, sin embargo, son cómodos y si puedes permitirte el cambio pueden ser una buena opción.

COMPRESAS DESECHABLES

Busca compresas que estén hechas con algodón orgánico y que no estén blanqueadas con cloro.

Natracare, Masmi, en Aldi hay una línea de algodón orgánico tanto de compresas como de tampones.

COMPRESAS REUTILIZABLES

La generación de nuestras abuelas utilizaba compresas reutilizables con cinturones e imperdibles. Afortunadamente, las versiones modernas de estas compresas son mucho menos incómodas.

CUPS

Las copas menstruales son un tipo de barrera que se lleva dentro de la vagina, justo debajo del cuello del útero, para recoger el flujo menstrual. Están hechas de silicona de grado médico y no contienen cloro, colorantes ni aditivos. Requiere acceso a un suministro de agua limpia para limpiar la copa y los fabricantes recomiendan utilizar un jabón suave y sin perfume para limpiarla regularmente. Son una de las opciones más económicas y ecológicas que conozco.

¿SON TÓXICOS LOS TAMPONES?

La respuesta es que no estamos seguras y no podemos estarlo. Algunos de los mitos más extremos de Internet (como el de que los tampones contienen amianto) han sido desacreditados. Los productos químicos de los tampones parecen ser de bajo nivel, pero tienen conocidos carcinógenos y disruptores hormonales. Dada la vulnerabilidad del tejido vaginal y la exposición repetida y regular que requieren los productos de higiene femenina, parece sensato limitar nuestra exposición a estas sustancias químicas cambiando a marcas naturales de tampones o a las muchas alternativas que hay ahora en el mercado.