El estrés y la Fertilidad

La influencia del estrés en los problemas de fertilidad, es un gran tema, son muchos los factores que interfieren y no todos tienen el mismo peso.

Os lo explicaré a continuación cómo afecta el estrés en la fertilidad y como descubrir si no te estás quedando embarazada por un problema relacionado con el estrés o si tienes que investigar otras causas.

Muchas pacientes me suelen preguntar sobre si es verdad que no se quedan embarazadas porque están estresadas, nerviosas, preocupadas….

Afecta realmente?

La respuesta es sí, pero no tanto como os hacen creer y si no estáis consiguiendo el embarazo, lo más fácil es que no sea por temas de estrés.

La cara de la mayoría es o de sorpresa o de liberación.

Dónde veo personalmente el problema con asociar al estrés las causas de infertilidad?

  • En cómo se usan para no esforzarse en investigar el caso más profundamente ( hay muchos factores causantes de los problemas de fertilidad y a día de hoy todos tienen solución de una manera u otra, lo que no tiene solución es lo que no se encuentra, lo que no se investiga correctamente y por ello no se trata)
  • Para dar un consejo fácil por parte de gente que no tiene ningún tipo de conocimiento sobre la materia, aunque lo digan con todo el afecto ( “cuando te relajes seguro que te quedas, como la vecina que cuando desistió y se planteó la adopción se quedó de modo natural”) -sinceramente habría que ver qué más cosas sucedieron para decidir que esa fue la causa de su embarazo espontáneo.
  • Por el efecto contraproducente que siempre tienen en la mujer: LA CULPA!

    ( porque mira por dónde, nunca se le da este consejo / diagnóstico a un hombre) me enfada soberanamente que se lance repetidamente encima de las mujeres las causas del problema de fertilidad, (cuando no es el estrés es la calidad del óvulo, y nadie mira la calidad del esperma, mira por dónde, otra vez) más aún cuando se les da esta sentencia sin haber hecho analíticas de sangre, tablas de temperatura basal, estudio del factor masculino completo, pruebas de coagulación y un largo etcétera…

  • Es un diagnóstico que si no se da con las analíticas pertinentes en la mano carece de toda validez científica

    No es culpa tuya que no te quedes embarazada y no te angusties porque las ganas de quedarte embarazada sean las causantes de que no te quedes, es un bucle absurdo, para considerarlo primero hay que demostrarlo! Y se puede analizar, no te preocupes.

Una vez dicho esto y he resumido, que quede constancia, volvamos a la versión más técnica que es lo que me caracteriza normalmente el los posts.

LA REALIDAD DE LOS EFECTOS DEL ESTRÉS SOBRE LA FERTILIDAD:

¿Qué efectos tiene el estrés sobre la fertilidad?

Una de las principales razones por las que el estrés inhibe la concepción parece tener sus raíces en un mecanismo evolutivo. Como especie, si estábamos demasiado estresados, significaba que no era un momento seguro para traer un bebé al mundo debido al hambre o a la falta de refugio o al ataque de animales salvajes. El problema es que ahora los factores de estrés a los que nos vemos sometidos son muy diferentes a los de hace 100, 500 o incluso 1.000 años, pero seguimos respondiendo al estrés exactamente igual que hace cientos de años: producimos cortisol como parte del “mecanismo de huida o lucha” que nos prepara para enfrentarnos al peligro o huir de él.

El estrés y la fertilidad

La razón por la que el estrés puede afectar a la fertilidad masculina y femenina tiene su origen en nuestras hormonas. Nuestras hormonas sexuales (estrógeno, progesterona en el caso de las mujeres y testosterona en el de los hombres) y nuestra principal hormona del estrés (cortisol) se fabrican a partir del colesterol. El colesterol es, de hecho, LA MATERIA PRIMA de todas nuestras hormonas esteroides.

La otra vía es por elevación de la prolactina.

CORTISOL:

Hay dos vías principales

Una crea la testosterona y puede transformarse luego en el estrógeno, mientras que la otra crea la progesterona y luego el cortisol.

Cuando los hombres están estresados, el énfasis en la producción de hormonas se desvía de la testosterona hacia la producción de cortisol. Cuando las mujeres están estresadas, su producción hormonal se desvía de la progesterona hacia el cortisol. En pocas palabras, cuando los hombres están estresados su testosterona disminuye y cuando las mujeres están estresadas su progesterona disminuye.

Para lograr una fertilidad óptima, los hombres necesitan niveles de testosterona saludables para producir y madurar muchos espermatozoides sanos: nadadores fuertes y lineales con una buena morfología, vitales para realizar el largo viaje desde los testículos hasta la trompa de Falopio femenina.

En el caso de las mujeres, los niveles de progesterona son necesarios principalmente para mantener el revestimiento uterino en su lugar para que se implante el óvulo fecundado. Los niveles bajos de progesterona conducen a una fase lútea corta que puede no dar suficiente tiempo después de la ovulación para que un óvulo fecundado se arraigue sólidamente en el revestimiento uterino. Si los niveles de progesterona no son lo suficientemente altos o descienden demasiado rápido, el revestimiento uterino se desprenderá y se iniciará el periodo menstrual. Los niveles bajos de progesterona también pueden provocar un aborto espontáneo al principio del embarazo; la placenta tarda 10 semanas en estar en funcionamiento y una de las muchas tareas de la placenta es producir progesterona. Esto significa que, hasta la décima semana, la mujer depende del cuerpo lúteo (el antiguo foliculo) en el ovario para producir cantidades adecuadas de progesterona para mantener el embarazo. Si la mujer ha estado sometida a un estrés agudo o crónico, su cuerpo prioriza la producción de cortisol sobre la de progesterona y, como resultado, sus niveles de progesterona en sangre descienden.

PROLACTINA:

Por estrés puede elevarse también levemente la prolactina, esta hormona inhibe la ovulación a niveles altos, es la hormona que se secreta durante la lactancia a demanda y que hace que la mujer no tenga ciclo menstrual durante unos meses, a nivel práctico en estos casos, por estrés puede distorsionar la ovulación, normalmente se atrasa y puede repercutir en los niveles de progesterona de la fase lútea.

ATENCIÓN:

Qué quiere decir esto?

Quiere decir que en el caso de la mujer, un problema de fertilidad causado por estrés tiene que mostrarse en una alteración hormonal. Principalmente en una fase lútea alterada, o una ovulación atrasada. Si esta no aparece alterada, el estrés y su posible repercusión no es su factor causal, siempre mejorará las cosas estar más tranquila, tendrás más elevada la líbido, que por razones obbias es importante, tu calidad del sueño mejorará, tus digestiones también etc.

Pero no es la causa directa de la infertilidad

Y AHORA VAMOS A CUESTIONAR LO QUE ACABAMOS DE ENTENDER:

Sabemos que la ansiedad, estrés agudo y sostenido etc afectan al eje hormonal a través del cortisol y la prolactina.

Pero vamos a ser un poco concretas y realistas.

De qué estamos hablando? De qué niveles estamos hablando?

Aquí está la otra parte que personalmente me enfada, por falta de concreción por parte de quienes están en el lado terapéutico de la mesa.

De qué niveles hablamos cuando hablamos de estrés.

De estar en formato multitarea? De perder el metro? Tener el móvil sin bateria cuando esperas una llamada importante.?

O estamos hablando de los niveles de ansiedad de personas con afecciones graves, que necesitan a menudo medicación, con trastornos graves de ansiedad, depresión o estrés agudo, un suceso traumático, un accidente de tráfico, pérdida de un ser querido, mobbing laboral, insomnio recalcitrante…

Hay muchas realidades y es cierto que hay muchos grados de sensibilidad, pero nuestro cuerpo tiene también una capacidad alta de adaptación.

Qué quiero decir con eso?

No quiero decir que los niveles intermedios de estrés no sean problemáticos para la salud y que deben ser tratados seriamente, al contrario!

Pero tal vez el nivel de estrés cotidiano que sufres o la preocupación por no quedarte embarazada no sea la causa real de que te cueste quedar embarazada y debes seguir indagando, mi preocupación es que bajo un diagnóstico de cajón de sastre se escondan otras causa que no se traten porque ya no se buscan.

Quiero remarcar que los niveles de estrés tienen que ser controlados, considerados y hay que replantearse muchos hábitos cotidianos porque aunque los niveles que sufras no te afecten a la ovulación, a largo plazo si serán causantes de alteraciones en el metabolismo, el sueño, a nivel endocrino etc.

COMO SABER SI TUS NIVELES DE CORTISOL ESTAN ELEVADOS?

¿Cómo se analizan los niveles de cortisol?

Los niveles de cortisol tienen un ritmo circadiano y deberían ser altos por la mañana y bajos por la tarde, por lo que la mejor manera de comprobar los niveles de cortisol es realizando una prueba de cortisol salival de 24 horas. Se trata de una prueba de saliva, no de un análisis de sangre; los análisis de sangre se utilizan principalmente para detectar patologías suprarrenales como la enfermedad de Addison (cortisol bajo) y la enfermedad de Cushing (cortisol excesivo).

Analizando tu cortisol durante 24 horas puedes saber no sólo tus niveles generales sino también si los niveles son ideales para el momento del día. Una vez que se sabe esto se puede ser más específica sobre el tipo de suplemento que te puede ayudar.

Además de comprobar el cortisol, también podemos comprobar los niveles de testosterona (hombres) y de progesterona (mujeres) y de prolactina en ambos. Ambos pueden hacerse con un análisis de sangre. En el caso de los hombres, es conveniente realizar un análisis de sangre por la mañana para comprobar la testosterona libre y total. En el caso de las mujeres, es necesario realizar una “prueba de progesterona combinada”: una sola extracción de progesterona no proporcionará datos suficientes para saber si tu nivel de progesterona es lo suficientemente alto para fines de fertilidad, por lo que se debe extraer sangre en tres días diferentes, comenzando después de la ovulación. La suma de estas tres extracciones te dará un valor exacto de progesterona, sin embargo no es una prueba común, se suyele hacer solamente una unos 7 dás post ovulación. La prolactina se mide por la mañana en ayunas.

En cambio cuando realizamos la tabla de temperatura basal no hace falta las tres tomas de progesterona, lo podemos valorar en función del gráfico que se genera con las temperaturas.

SI TU CORTISOL APARECE ELEVADO REALMENTE EN LAS ANALÍTICAS:

Cómo combatir el estrés y la infertilidad: cuidar las glándulas suprarrenales

El cortisol es producido por las glándulas suprarrenales, unas pequeñas glándulas que viven encima de los riñones y producen muchas hormonas, de las cuales el cortisol es la predominante.

El apoyo a sus glándulas suprarrenales apoya su fertilidad.

Si los niveles de estrés son altos realmente y las suprarrenales se han alterado, por desgracia, no hay soluciones rápidas para las glándulas suprarrenales. El estado de nuestras glándulas suprarrenales es la suma de muchos años de estrés elevado, mala dieta, poco sueño y estilo de vida y puede tomar meses devolverlas a un nivel de salud óptima. Sin embargo, eso no significa que hacer cambios ahora no tenga un efecto inmediato en la salud y ciclo hormonal.

Promover la salud suprarrenal, ya sea que tenga demasiado o muy poco cortisol, es el mismo enfoque. La principal diferencia del tratamiento estará en la elección de los productos botánicos y en si necesitas apoyo para reducir el cortisol alto. Aquí están mis principales consejos sobre la dieta y el estilo de vida para mejorar su salud suprarrenal y su fertilidad.

Dieta

La dieta juega un papel importante en la promoción de la fertilidad y la mayoría de las mujeres que están tratando de concebir ya están eliminando la cafeína y el alcohol, y llevando una dieta más saludable.

Llevar una dieta que suponga menos “estrés” para las glándulas suprarrenales reduce el cortisol elevado y ayuda a mantener unos niveles saludables de las hormonas reproductivas necesarias para la fertilidad, tanto en hombres como en mujeres.

La principal hormona producida por las glándulas suprarrenales es el cortisol, cuya función principal es regular los niveles de glucosa en sangre (nuestro azúcar en sangre). Cuando nuestros niveles de azúcar en sangre bajan demasiado, esto se considera un “factor de estrés” para el cuerpo, lo que hace que el cerebro active las glándulas suprarrenales para producir más cortisol.

El cortisol intenta entonces rectificar la situación poniendo más glucosa en la sangre, principalmente de las reservas del hígado.

Una forma de reducir esta producción extra de cortisol es evitar la bajada de azúcar en sangre comiendo tres comidas (y posiblemente uno o dos tentempiés) cada día, lo que ayudará a regular los niveles de azúcar en sangre evitando los picos y bajadas drásticas. Una subida y bajada lenta y constante de la glucosa en sangre es menos estresante para las glándulas suprarrenales y el páncreas, que produce insulina para transportar la glucosa desde la sangre hasta la célula, así que intenta evitar las comidas con alto contenido en azúcar y carbohidratos refinados y que contengan grasas saludables, fibra y proteínas, ya que esto te proporcionará una subida constante de la glucosa después de una comida en lugar de un pico brusco.

Estilo de vida

Se trata principalmente de la gestión del estrés. Todos sufrimos estrés, pero la clave está en aprender técnicas para afrontarlo. Una de las mejores formas de reducir el exceso de cortisol es mediante la exhalación. Los yoguis tienen razón cuando dicen que todo se trata de la respiración. Pasar un tiempo a solas a diario y concentrarse en respiraciones lentas y constantes puede hacer maravillas para deshacerse del exceso de cortisol. Además, el ejercicio aeróbico también es importante para reducir el cortisol. Esta es una de las razones por las que nos sentimos mucho mejor después del ejercicio. Algunas personas aprenden meditación o estudian otras técnicas de relajación como el yoga , el Tai Qi, el Qi gong , mindfulness, otras lo combinan con escapadas al campo y hacer excursiones en la naturaleza…busca cuál es la mejor para tí.

Dormir

Lo que se conoce como una buena higiene del sueño, significa intentar dormir una media de 8 horas cada noche, con las primeras 1-2 horas antes de la medianoche, cuando los niveles de cortisol empiezan a subir. Si te quedas despierto hasta muy tarde, te resultará más difícil conciliar el sueño debido al ritmo circadiano del cortisol. Los niveles de cortisol deberían ser los más altos por la mañana y los más bajos por la noche; si nos acostamos cerca de las 10 de la noche, estamos siguiendo el ritmo hormonal normal del cuerpo y los buenos ciclos de sueño reducen el estrés del organismo.

Suplementos

Hay vitaminas estándar que son buenas para apoyar las glándulas suprarrenales y equilibrar los niveles de cortisol.

  • Vitamina C
  • Complejo vitamínico B
  • Vitamina B5 como Pantetina
  • Vitamina B6 como Pirodixina
  • Zinc
  • Productos botánicos para ayudar a las glándulas suprarrenales

    Withania/Ashwaganda (un adaptógeno que es bueno para equilibrar el cortisol)

  • Rhodiola (una hierba suprarrenal que se utiliza tradicionalmente como hierba para la fertilidad en algunas partes del mundo)

Como cultura, todos experimentamos diversas formas de estrés a diario; sin embargo, es nuestra capacidad para recuperarnos y curarnos de él lo que marca la diferencia en el desgaste de las glándulas suprarrenales y las hormonas reproductivas. Hay muchas herramientas que puedes utilizar para ayudar a minimizar el efecto del estrés en tu cuerpo si se confirma que es un factor importante en tu caso.

Para obtener más información, usa el formulario de contacto y te responderemos lo antes posible.