Embarazo con baja reserva ovárica

En nuestro caso llegamos al consultorio de Durga después de un año de intentos sin éxito y de dar mil vueltas yendo de médico en médico donde no nos hacían ni caso y lo único que nos hicieron fueron las pruebas de rigor y derivarnos a reproducción asistida. Nuestra angustia fue in-crescendo al no saber qué ocurría, hasta que, investigando por internet encontré el nombre de Durga.

 Fuimos a la primera visita en Noviembre con todas las pruebas y las gráficas de temperatura que ya hacía, ella lo vio bastante claro desde el principio, pero nos mandó hacer otra ecografía que confirmó sus sospechas: el problema era la baja reserva ovárica.

 Ya entonces, al salir de esta primera consulta sabíamos que estábamos en el camino correcto, por fin alguien nos escuchaba, nos entendía, nos explicaba… Con esto se puso a trabajar, en solo un mes de acupuntura y hierbas logró regular mi ciclo ovulando cuando tocaba (llevaba unos ciclos ovulando demasiado pronto y el óvulo no estaba maduro como para ser fecundado) por no hablar de la reducción de la ansiedad que tanto me atenazaba. Seguimos a pies juntillas todos sus consejos y eso me llevó a sentirme realmente bien, aunque el positivo seguía sin llegar.

 Fue ella la que nos habló del tratamiento llamado “FIV con ciclo natural” del cual no habíamos oído hablar y ella nos recomendó. Una vez todo estaba “en su sito” tanto ella como nosotros pensamos que era el momento preciso de empezar una FIV con ciclo natural. Sabíamos que en este tipo de FIVs nos la jugábamos todo a una carta: al no haber estimulación, te lo jugabas todo al óvulo que yo podía crear ese mes.

Con esas nos fuimos a la clínica que nos recomendó y empezamos el tratamiento, el comienzo no era muy alentador, porque parecía que el folículo no crecía, ayudaron con un poquito de medicación y cual fue nuestra sorpresa cuando el día de la aspiración no consiguieron 1 sino 3 óvulos maduros y de buena calidad!. Todos se sorprendían puesto que en muy raras veces en este tipo de tratamiento se consigue más de 1 óvulo os podéis imaginar 3!. Eso no fue todo, puesto que al día siguiente nos llamaron para decirnos que de esos 3 habían fecundado nada más y nada menos que los 3!! Aquello era impensable!

 Cuando fuimos a que me los transfirieran nos aconsejaron transferir 2 en lugar de los 3, dejando el 3º en el laboratorio durante un par de días más para poder congelarlo y poder tener otra oportunidad. Nosotros accedimos sin pensar y ese mismo día me transfirieron nuestros 2 embrioncitos. 2 días después, nos llamaron diciendo que el 3º no llegó a la congelación, pero poco nos importó porque pocos días después, al hacerme la beta, nos dieron la gran noticia de que esta era positiva dándonos la gran noticia y la mayor alegría de nuestras vidas!

Nosotros no sabemos hasta qué punto el éxito del tratamiento ha sido dado por la gran labor de Durga y su profesionalidad, pero estamos seguros que ha tenido mucho que ver para que mi cuerpo estuviera preparado para dar al máximo y conseguirlo.

Gracias Durga, no sabremos nunca agradecerte todo lo que has hecho por nosotros, solo esperamos que una sonrisa de nuestro bebé y la gran alegría que estamos viviendo te llene y te de todavía más motivación (si cabe) para seguir ayudando a otras parejas a conseguirlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CONTACTO
Durga de Terrel
Gran de Gràcia, 77 Pral 1ª
Tel. 654 186 630
08012 Barcelona
Centre COS
www.centrecos.cat
MAPS